miércoles, agosto 09, 2006

A propósito de superhéroes

Quizás porque hace un par de semanas estaba pensando en esos personajes de películas que me acuerdan a mi misma, o quizás porque el jueves anterior al que viene me puse a explorar teorías de conspiración, tengo un par de días pintándome dibujitos mentales de cómo sería la versión comic de mi misma.

Sobra decirles que quisiese verme como un personaje más cínico que Daria, más izquierdista que Mafalda; más graciosa que Lisa Simpson; más dulce que Betty Boop y más sensual Jessica Rabbit. Pero no me veo así. Por algún motivo cuando me imagino la versión comic de mí misma no es ni Mafalda, ni Daria, ni Hammy (la ardilla aquella), ni siquiera la Mujer Maravilla (con la que creo que todos hemos fantaseado ser en algún momento) la que me viene a la cabeza, sino una superhéroe que cuando quiere pasar desapercibida es una versión femenina de Clark Kent, pero cuando se abre la blusa, lleva debajo una gran “I”, de “La Mujer Invensible”, la versión de mi misma que protagonizaría una serie exitosa de Marvel Comics y luego una megaproducción de Disney.

¿A caso no pueden verme como superhéroe? Pues déjenme dibujarles la imagen: Tienen ante ustedes a la “Mujer I”, alta, fuerte, segura de si misma, invencible, independiente e incomparable, alguien que demanda atención e inspira admiración. Si me provocan, demuestro con un guiño del ojo derecho mis poderes de telequinesis (porque aún mi versión comic prefiere hacer las cosas con la mente que con las manos); o me impulso del suelo y viajo al otro extremo del mundo a la velocidad de la luz (¡y al fin nunca llegara tarde!). Si tratan de detenerme con armas humanas, demuestro mi piel de acero, producto de alguna mutación de mis avanzados genes, y los hago rendirse con mi habilidad tipo-Jedi de controlar mentes, un poder que muy a lo Obi-Wan-Kenobi sólo uso bien.

Como aún mi alter-ego de Mujer I es humana, y como tal, veces comete errores, cuento también con dotes de bruja que me permiten conjurar cosas (siempre y cuando, según aprendí de las hermanas Haliwell no sean para beneficio propio), y en ocasiones limitadas viajar al pasado y al futuro para borrar o prevenir desastres. Como la Mujer I no soy todopoderosa (ya que me queda suficiente modestia para no otorgarme todos los poderes que existen y que a toda sinceridad me interesaría), pero tengo las habilidades necesarias para ser una superhéroe capaz de ayudar a sus prójimos y, muy importante, sobrevivir su propio día a día.

Las psicólogas, o aquellas personas que juegan a serlo, dirán que en mi visión hay un obvio deseo de evadir mis problemas. Que lo digan, porque el deseo es obvio y consciente y mis viajes frecuentes al mundo de la fantasía pueden tener mucho que ver con las películas que veo, con las series en el cable, o con los libros que me gustan leer; pero más que todo, y aquí la que juego a ser psicoanalista soy yo, es porque la vida de adulto a uno a veces se le hace muy difícil de llevar, y cuando limitan las horas para beber cuando no hay dinero para el cine, cuando ya te da vergüenza abrumar a tus amigos con las mismas quejas, cuando los puntos de la tarjeta no te alcanzan para un fin de semana ni en Boca Chica, y cuando necesitas –como un adicto, el crack—un espacio hacia donde escapar, estas divagaciones son, sin miedo a exagerar, salvavidas.

Así que ríanse, búrlense o sigan ustedes con su realidad. Yo me quedo mientras pueda en mi auto-creado mundo de fantasías, bordándole la I a mi disfraz.

8 comentarios:

NeuviemeMistere dijo...

Si a eso le dicen evasion, pues a mi diganme fugitiva... No soy Super Indira, pero siempre he dicho q soy una version flaca y morena de mafalda - queria ser como ella dsd chiquita. Eso, y Pucca la d los muñequitos.

Y oye... a mi, mi mundo de fantasias me ayuda a dormir muchisimo mas que la realidad en donde ya no hay Presidente Light dspues d las 12PM. So, Be Mujer I! (te voy a poner en contacto con la diseñadora de los Increibles - creo q se llama Edna, dbo tner su numero por ahi guardado)

NeuviemeMistere dijo...

Si a eso le dicen evasion, pues a mi diganme fugitiva... No soy Super Indira, pero siempre he dicho q soy una version flaca y morena de mafalda - queria ser como ella dsd chiquita. Eso, y Pucca la d los muñequitos.

Y oye... a mi, mi mundo de fantasias me ayuda a dormir muchisimo mas que la realidad en donde ya no hay Presidente Light dspues d las 12PM. So, Be Mujer I! (te voy a poner en contacto con la diseñadora de los Increibles - creo q se llama Edna, dbo tner su numero por ahi guardado)

Joan Guerrero dijo...

ajjajaa..

A mi me gustaría ser Dilbert... Te recomiendo que sigas asi... te conocerías a tí misma con las habilidades o destrezas que tengas como superhéroe...

Anabelle dijo...

jajajaajajaja siento una pequeña puya hacía mi persona... yo también estoy de acuerdo con las fantasias y como debes saber mi mundo fantasioso ES GRANDE!! pero como diría Alyy McBeal..."I have a great imaginary world, but sometimes I just need things to happen."

Mariel dijo...

Super maría me gustaria más porque eres todo menos invisble, la maraya siempre se hace notar. Nunca me he imaginado como super heroe, pero si funciona para alejarme de la realidad que tamos viviendo ahora mismo, permiteme bordar mi disfraz contigo.

Milonga dijo...

yo me visualizo como Lara Croft…aunq hay momentos q me convierto en MillySupersónica…y me salen mis superpoderes…


Chaus

Pabletowh dijo...

Y quien aguanta este "chucho" a lo real, sin darse una escapadita pa un mundo particular donde no nos agbobiamos tanto. (y se puede gozar sin pensar que no podemos)

Asi que hazte tu megatraje pa decir que conozco a una superheroe, y nos tiramos par de foto, porque despues nadie me lo cree.

Anabello eso de Ally McBeal ta buenisimo, mi nueva frase favorita. ;)

lagitti dijo...

Ay María.....

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner