viernes, marzo 02, 2007

Una muñeca llamada Maria Fidelia y un viaje a Nueva York

Quizás porque soy tan emocional, resulta tan fácil comprarme con expresiones de cariño. Por eso cuando mi ahijada Nicole (una niña que se reserva las expresiones de cariño para momentos muy selectos) le puso mis dos nombres a la muñeca que le habían regalado por su cumpleaños, no pude evitar sentir que el corazón se me estremecía. Esa carajita, señores, me la roba toas.

El pasado fin de semana laaaaaarrrrgoooo nos fuimos mi comadre Gí, mi hermana Mariel, mi ahijada Nicole y yo a bravear el frío al lugar favorito de este pez: la ciudad de Nueva York. La misión era llevar a Nico a conocer a NY para celebrar sus ocho años. Debíamos hacer varias cosas, entre ellas: ir al Museo de Historia Natural, al Planetario, a Toys R’Us en Times Square, a presentarle a mi beba la Estatua de la Libertad, a subir al tope del Empire State Building, a ver una obra de Broadway, ver nieve, patinar sobre hielo, comprar una American Girl (la que hoy lleva mi nombre), ir a FAO Schwartz, pasear en coche, compartir con nuestra pana y anfitriona Cristina y su esposo Jorge, y visitar a mi tíos Luijo y Carmencita; todo esto en tan sólo cinco días, que por supuesto resultaron pocos.

Pero resulta, señores que el frío cansa, que Nueva York es cara, y que el agua moja, por lo que los planes debieron adaptarse. Así que nunca llegamos a FAO Schwartz, ni a patinar sobre hielo, ni al Empire ni a la Estatua, pero lo que hicimos fue suficiente para que mi ahijada Nicole disfrutara enormemente su viaje y dijera en una voz de princesa encantada por el amor del príncipe azul, que ella adora a Nueva York. Y es que el sentimiento de la primera vez en Nueva York, no se compara a nada. Yo (corazón) NY desde no se cuando, porque me gusta el acelere que lleva la gente, la diversidad de personas que se ven, las calles, las tiendas, los negocios y los museos. Pero a Nicole, a quien le llevo 21 años de edad y al menos 6 viajes a NY, le gustó por motivos muy diferentes, aunque igual de válidos:


1. El viaje era por ella y ella era el centro de atención.
2. Fuimos a Toys R’ Us al menos tres veces y le compraron cosas en cada visita.
3. Pudo jugar en la nieve, hacer un angel de nieve y acostarse pasadas las 12 de la media noche.
4. Fue a ver una película y una obra para “gente grande” (no se asusten, ambas fueron apropiadas para ella).
5. Paseó en tren (ambos por debajo y por arriba de la tierra).
6. Le compraron un biscocho de helado.
7. Vio huesos de dinosaurios y se enteró cómo se formó la luna.
8. Faltó a clases.
9. Picó inglés (como una experta, señores).
10. Vio a su madre y a su madrina recibir un Oscar (bueno, agarrar un Oscar de verdad).
Entre muchas razones más…

Yo, por mi parte, también saqué algunas cosa al viaje: que la primera hija de mi ahijada lleve mi nombre; que mi comadre y mis tíos se conocieran; que mi hermana menor y yo viajáramos juntas otra vez, pero más que todo compartir una mi ciudad favorita con una de mis personas favoritas: la bella Nicole. Y así, panas, es que se hacen los recuerdos que valen la pena preservar.

13 comentarios:

NJP dijo...

Seguro que se te olvido mencionar, que Nicole pudo contarle a sus compañeros de clases que estuvo en NYC con su mamá y su madrina. Ella gozó mucho

Mariel dijo...

vamonos de nuevo maraya!!!!!!! este post me han dado ganas de devolver el tiempo, que rápido pasó ese fin de semana!!!!!!!!. Se te olvido lo más importante nico y yo nos volvimos BFF jajajajaja

Joan Guerrero dijo...

Que buen paseo, ¡¡y con frííto!

lagitti dijo...

I luv niuyor!

Pabletowh dijo...

Al leer este post se me viene un sentimiento, no se cual es, trato de descifrarlo (lo toy pensando). Hice un test por internet y se llama ENVIDIA, de la buena, de la verde. Por que Yo (heart) NYC también y que sea cara y canse no importa, porque es ESPECTACULAR!

Ese viaje (por las historias, post y fotos) se dió buenisimo!

La vida en olla dijo...

Creo que o escogiste muy buenas fotos para dar testimonio de la alegría de Nicole, o la muchachita gozó más que que George Michael en una orgía gay. ¡Se ven muy felices todas! Y la verdad, tu American Girl se parece mucho a ti...sólo que ésta tiene aires de ser una muñeca-de-yo-no-fui, y todos sabemos que María Fidelia es una niña buena. Sí, sí, sí. Y otra cosa: estoy segura de que Nueva York (corazón) María Fidelia. Ou lles...

Rosalina dijo...

Yupi a Maria Fidelia II!

Rosalina dijo...

Se me olvido decir que yo quiero una de esas munecaaaasss! Una oda al narcisismo precoz! yessss!

Ginnette dijo...

Diaatre eso no se vale, la Nic vio la nueve por primera mes y yo no pude estar :S. Que chulo que la pasaron tan bien. El proximo viaje es para venir a vermeeeee, ok?

Besos

Anabelle dijo...

falté yo!!!!! Ya que Nicole es mi mini me, definitivamente falté yo!!! Jejejee que bueno que gozaron tanto.

maria dijo...

Me alegro que gozaran tanto, (dios mios tengo que irrrrrrrrrr) pense en voz alta perdon ajajjajajaja

besos

Gisselle dijo...

Este blog esta buenisimo. Me emocione mucho al leerlo. Gracias a ti y Mariel por ir con Nicole y conmigo y hacernos pasar unos dias inborrables para nosotras. Y mas que nada Gracias a las dos por ayudarme tanto. Las amo a las dos y espero que se repita un viaje con ustedes dos!!!!!!!!!!

Anabelle Pérez dijo...

Ay si... caminar por las calles de NY y los trenes... ay me encanta!

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner