jueves, agosto 23, 2007

Envidio a los coreanos



Quizás porque según los medios de comunicación, los latinos hemos invadido todo el territorio americano, yo pensaba que me iba a encontrar en una aula donde un 40% (al menos) de la población venía de algún país hispano parlante. Ya me había hecho la idea de estar en coro con los colombianos, peruanos, puertorriqueños y costarricenses que de seguro iban a estar estudiando en mi mismo doctorado.

Por el tono en que cuento esto, se podrán dar cuenta de que no es lo que ha pasado. Hasta ahora soy la única latina en mi programa de doctorado; una de las pocas en el programa de graduados de Periodismo y Comunicación, y parte de una minoría en esta universidad que queda a tan sólo 5 horas de la ciudad en que residen los Estefan y tantos miles (o millones) de latinos más.

Lo que sí hay en mis clases y en la universidad son coreanos. Tanto, que estoy por creer que los vuelos de Gainesville a Seul estaban al dos por uno.

Da gusto verlos interactuar. Son muy amenos, muy cariñosos y se ofrecen consejos gratis y desinteresados los unos a los otros. Al menos eso parece, porque como sólo les oigo hablar, sin entender lo que dicen, sólo puedo tratar de adivinar que comunican las sonrisas que intercambian. Ellos sí que deben tener su coro.

Y no es que esté privada de latinos -de hecho mis profesores asesores son uno venezonalo y otro dominico/puertoriqueño- pero tener ese comadreo en la clase con otra latina o compadreo con un latino sí me hace falta.

Hasta ahora, estoy haciendo amigos coreanos, a ver si aprendo algunas palabras y me invitan a sus cherchas y salidas.

Mientras eso sucede, permitánme aprovechar este escrito sobre los latinos que no hay en Gainesville, para decirles lo que sí hay:

1. "Gators" por todos los lados. Como el que se ve en la foto que acompaña este post. El "gator" es la mascota de los equipos (campeones nacionales) de basket y futbol americano de la universidad. Y están por todos lados.

2. Ranitas pequeñitas. A veces cuando estoy caminano a mi apartamento veo alguna que me salta cerca. Son tan pequeñas que al principio no sabía lo que eran (son como del tamaño de una peseta), pero son ranas.

3. Mucho sol y calor. Pero ese tema creo que ya lo habíamos tratado.

4. Pasolas y bicicletas por doquier. Asumo que son producto del "eficiente" y "confiable" sistema de transporte público que tiene el pueblo.

5. Hermandades y fraternindades. Las cuales dicho sea de paso se encuentran en "rush" (reclutamiento) lo que hace que unas pobres adolescentes anden ridiculizandose por todo el campus con sombreros elaborados

6. Mucho que estudiar. Mi primera clase, para la primera semana ya me ha asiganado 9 (NUEVE!) lecturas. Y yo estoy tomando cuatro clases.

Dicho lo anterior, es justo que deje de escribirles y me ponga a leer. Deseenme suerte.

7 comentarios:

Rosalina dijo...

mariahhhh
You're the best!

Evelyn dijo...

Maria, cuantas experiencias nuevas para ti. Imaginate... ahora conoceras mas sobre la cultura coreana. Te deseo todo lo mejor!
Abrazos, Evelyn

Mariel dijo...

Quien sabe si después te das un viaje por Corea con tus nuevos compañeros de estudio, fuera un buen viaje de promoción je je je.

Ya casi toy contigo mani!!!!

Carolin dijo...

Suerte María con las lecturas... y tambien con los coreanos que si realmente reflejan en su sonrisa lo que son, entonces seran muy buenos amigos, además podras aprender de su cultura y ellos de la nuestra... adelante eso es lo bueno de explorar nuevas cosas

Pabletowh dijo...

Coreano Rules Maria!!! Aprende coreano para que "le eches vainas" a todo el mundo cuando te demos esas visitas por "lugar ese donde vives que no se pronunciar".

Ponte a leer YA!

LittleMissDrama dijo...

Buena suerte Maripez!

Anabelle dijo...

Pero María tu te vas a comer esa ciudad, esa universidad y esos coreanos, tú veras!

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner