martes, agosto 14, 2007

Guess who's back!

Quizás porque me he pasado las pasadas dos semanas dando vueltas (primero a Nueva York, después a Providence, Rhode Island, un día en Boston, unos cuatro en Miami y finalmente a Gainesville, hogar de la Universidad de Florida y mi nueva casa) y mi acceso a Internet ha sido limitado, no me había animado a reiniciar el adorado compromiso que es este blog. Pero tras amenazas de lista negra por parte de la gente de La Vida en Olla, y tras sufrir el silencio de algunos de ustedes, me decidía a no postergar más este regreso a la blógsfera (que me perdone Pablo por el uso del término) y decirles !aquí estoy!

Apenas iniciando mi cuarto día en Gainesville, no les puedo decir mucho sobre el pueblo. Me he dado cuenta que es pequeño; tanto que de no ser porque el calor de aquí es infernal una se podría pasar todo el tiempo caminando. La gente es muy cortés, las calles son muy limpias, las casas se ven muy viejas, las tiendas muy escasas y a pesar de mis intentos no he podido ubicar el cine más cercano (pero no se preocupen, pienso perseverar hasta triunfar).

Vivo en un apartamento en el noroeste del pueblo. El edificio es feo, por falta de un eufemismo que haga justicia, pero el apartamento es muy bonito. Resulta, dice la administración, que están remodelando los apartamentos y empezaron con las unidades y luego viene el edificio. Sea como sea, estoy muy feliz en mi apartamento, que gracias a mi mamá y a Luís Manuel (que me trajeron a Gainesville y me ayudaron en TODO) está escasamente, pero suficientemente amueblado.

La Universidad queda a menos de dos millas de mi apartamento, pero con este sol, ni sonar caminarlas. Para coger el autobús (que será mi medio de transporte hasta encontrar un carrito muy bueno y muy, pero muy barato) tengo que caminar 10 cuadras, que no fueran largas si no fuera por… adivinaron? EL CALOR. (Caribeños, no crean que me he olvidado del calor de Santo Domingo, créanme, este es 200 veces peor).

Ayer hice mi primer viaje a la uni. Llegué a la parada bien, pero bien sudada, el autobús tardó unos 15 minutos en llegar (como extraño el sistema de transporte de Nueva York), me bajé una parada antes de la indicada, caminé a la uni y en busca de la oficia de estudiantes internacionales procedí a perderme por una hora. La Universidad es grande, señores. Luego de preguntar a seis personas, y tener la suerte de que una rubia simpática me llevara casi de la mano hasta la puerta de la misma (NO TIENE LETRERO AFUERA LA MALDITA) llegué. Duré unos 15 minutos allí, me explicaron lo que debo hacer y me enviaron a sacar el carné. Y adivinen lo que pasó entonces… Me perdí otra vez. Esta vez por una hora, pero lo suficiente para que la oficina del carné cerrara media hora antes de que la encontrara.

Entenderán lo sudada, cansada y desmoralizada que estaba entonces. Procedí a caminar el kilómetro de distancia hacia la parada de autobús, sólo para darme cuenta cuando llegué a la misma que todo lo que había caminado estaba en la ruta del autobús y que pude haberme sentado a esperarlo. Llegué a mi parada –ni me pasé, ni me bajé antes sino que justo a tiempo— y tras caminar dos de las 10 cuadras que me llevan hasta mi casa empezó a caer sendo aguacero. Yo no podía más que reírme. Una rubia muy gentil (parece que en Gainesville las buenas son las rubias) se paró a ofrecerme una bola, pero al estar a cuatro cuadras de la casa y bien mojada, le dije que no gracias, que ya estaba allí. Y prontamente me arrepentí, porque la lluvia se volvió tanto más fuerte, y me mojé como nunca, y me cansé como nunca cargando mi cuerpo mojado hasta el apartamento 37 en el cual resido.

Así, con los pies hechos mierda, el animo abatido, y el cansancio inigualable, me metí al baño, me tome un par de pastillas y me fui a la cama, para despertar hoy buscando las ganas para regresar a la uni, en esperanza de que no me pierda y no me llueva.

Aquí termina mi relato de hoy. Mañana empiezan tres días de orientación universitaria y de seguro tendré mucho más que contar. A mis amigos, perdón por no enviar un email personalizado, eso vendrá pronto. A mis ex compañeros de trabajo, les debo un email que también vendrá, pero el que reciba este post y quiera compartirlo lo puede hacer. Y al resto de mis amigos y amigas de la blógsfera (sorry again Pablo) seguiremos en contacto por esta vía.

12 comentarios:

Cheo dijo...

Jiro, Jiro... on the "Ginchville"... Pobre Mary, pero esto es la suerte del debutante, veras lo bien que te va a ir cuando lo lejos empice a parecerte mas cerca y el otono acabe con el calor. Suerte.

Rosalina dijo...

Welcome back Pez!!!

Joan Guerrero dijo...

Quizás porque era necesario ese respiro de la pantalla. Saludos!

Claudia dijo...

Hey... cuánta falta haces!!! Por aquí me quedo buscandote, solo para recordar que no estas :(...

Ariskelmys dijo...

Mariaaaaaa!!! Que bueno es leerte de nuevo, ya me preguntaba por donde andabas.
Veo que esta nueva etapa te ha vapuleado un poco, pero "Fuerza Y Fe" querida que todo se superara. Ya leeras como me va a mi en las tierras lejanas....

Pabletowh dijo...

Ay María te doy dos semanas para que tengas al campito ese metido en un bolsillo. Los principios son díficiles pero tu saldrás victoriosa y pico.

Te extrañamos por aquí y te queremos a la enésima potencia! Siga siendo batifabulosa por allá!

Carolin dijo...

Ay María pero que día tuviste, casi siempre cuando uno experimenta cosas nuevas sobre todo como esta: pais, casa, estudios le pasan unas cosas que uno mismo ni se explica, jejeje

Ya veras como te adaptaras y si te sientes comoda donde vives todo sera mejor.

Mucha suerte, un gran abrazo.

lagitti dijo...

Aguanta aguanta, que tú puedes.
Supe que te diste a la fuga en caunto pisaste NY!!!!

Milonga dijo...

Estoy con Pablo en dos semanas te metes ese campito en un bolsillo.
Para el futuro carrito no dejes de chequear www.craigslist.org, quién sabe y aparezca alguito bueno y barato, quizás de alguna rubia buena gente…jejejeje

Mariel dijo...

La verdad es que envidio a los ciudadanos de Gainesville, esta capital ya no es la misma sin maraya.

Romina Alejandra Vásquez (Romy) dijo...

Profe! le deseo mucha suerte y me alegro mucho de que haya vuelto a escribir en su blog, ya extrañaba leerla.

Yo mismo dijo...

María, cuanto gusto poder leer tu blog. la verdad es que pasaste un día bastante dificil. Sé que en par de semanas (como ya han dicho otros) vas a ser toda una experta en todos los asuntos Gainsville.

Bueno cuidate y mantennos "in the loop"

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner