martes, junio 03, 2008

Se hace camino al andar


Quizás porque yo siempre he creído que es un derecho humano el explorar otras tierras por mejores oportunidades, yo entiendo la migración como algo no sólo positivo, sino, en ocasiones, necesario. Para algunas personas, la tierra en que nacieron es el regalo más grande que Dios les pudo haber dado: en ningún otro lugar podrían sentirse tan a gusto; con ningún otro pueblo tan identificado. Para otros, es el punto de partida, una parte importante de su identidad, pero no la definición total. Y para un tercer grupo, es una cárcel de la cual hay que escapar para lograr libertad de mente y espíritu.

Yo, que de pertenecer a algún grupo estaría entre el segundo y el primero (un 1.5, si existiera) no descarto el emigrar (de hecho, lo contemplo seriamente), igual que no descarto el buscarme un futuro en mi país. Pero el saber que la posibilidad existe, y el que puedo explorar las oportunidades en otros países para mí es vital para mi libertad de mente y espíritu. Y ¿hacia donde emigramos un porcentaje elevado de los dominicanos que buscamos futuro en otras playas (como dirían nuestras mises)? A gringolandia, por supuesto. Pero los gringos no nos quieren allá. Ni a nosotros, ni a los mejicanos, ni a los africanos, ni a los haitianos. Ellos, que son una tierra de inmigrantes, parecen preferir los de variedad europea a los de sabor latino.

Claro que eso no nos detiene, pero hace de uno -queramos o no- activistas por los derechos de los inmigrantes, ya que en cada conversación en un aula o en un coctel, aquellos que entendemos el porqué, nos vemos obligados a explicar lo que motiva a las personas a dejar casa, bienes y seres queridos para irse a un país en donde siempre se le mirará como un forastero (cue Toque Profundo: “No importa donde vaya, siempre será extranjerooooooo”…).

Los perseguidos hoy son los inmigrantes ilegales -no sólo latinos, sino de todas partes- y a pesar de que no puedo defender la inmigración ilegal a Estados Unidos o a cualquier parte del mundo, el problema es, al menos en parte, la forma en que se están violando los derechos humanos y sembrando odio y temor a los extranjeros en un país donde la mayoría tiene abuelos procedentes de otras partes.

Yo no lo puedo explicar, ni expresar tan bien como lo hizo este editorial del New York Times, que les recomiendo leer, pero quiero a través de este post, unirme a lo que ellos afirman: que los inmigrantes ilegales son humanos y tienen derechos. A la vez, quiero invitarnos (a mi incluida) a que pensemos en aquellas partes que se aplican al caso dominico-haitiano... Siempre es más fácil ver la paja en otro ojo, y eso lo entiendo, pero mi temor es que como pueblo, estemos quedando ciegos.

5 comentarios:

Mercedes dijo...

Hola Mari!!!

Yo aquí, en NYC, tierra dizque de todos, y me siento como una extranjera, y eso que nací aquí - por eso me encantó mi etapa de vida en RD porque allí sentía que vivía en lo mío. Recientemente participé en un tele-maratón para responder preguntas a personas procurando una de dos cosas, actualizar su estatus migratorio o interesados en solicitar la ciudadanía estadounidense y poco después de eso recibí una carta escalofriante, de una persona que no estaba de acuerdo con este ejercicio, de los que dicen que no creen en la inmigración ilegal, pero me percaté de su carta que también no quiere saber de los inmigrantes legales. Es muy triste, pero aunque tengamos que pasar por situaciones incómodas, es importante también para mi saber que tengo esa libertad de moverme de un lugar a otro con la menor restricción posible - es uno de los "derechos naturales" del ser humano.

Un abrazo,

Mercedes

lagitti dijo...

Ningún SER HUMANO es ilegal, su estatus geográfico o social puede contradecir normas legales , pero no ser ilegal. Desde la misma definición hay discriminación. Y eso aplica a todos, ya sea in the great USA o en la triste República Dominicana.

Mariel dijo...

Vi hoy mismo un trailer de una pelicula del Che con Eduardo Noriega algo como "Yo soy cubano, soy chileno, soy hondureño, soy boliviano, soy uruguayo" y me recorde de eso mientras leia este post. Trate de encontrar en you tube y no pude, pero a pesar de mi fracaso como hacker, las ganas de soñar despierta no se me fueron y me quedé pensando que bonito fuera ser simplemente ciudadana del mundo.

Mariel dijo...

Vi hoy mismo un trailer de una pelicula del Che con Eduardo Noriega algo como "Yo soy cubano, soy chileno, soy hondureño, soy boliviano, soy uruguayo" y me recorde de eso mientras leia este post. Trate de encontrar en you tube y no pude, pero a pesar de mi fracaso como hacker, las ganas de soñar despierta no se me fueron y me quedé pensando que bonito fuera ser simplemente ciudadana del mundo.

NeuviemeMistere dijo...

Me encanto el articulo del Times... y mas este post:)
Gracias por compartir.

(los comentarios sobre ambos serian muy largos, prefiero hacerlos conversacion.... ya nos vemos, jijij)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner